Cambios SEO en enero 2020

Cambios SEO en enero 2020
2020-01-30 https://soy.es/blog/wp-content/uploads/2020/01/cambios-seo-enero.jpg Te contamos los últimos cambios SEO de enero de 2020. Todos ellos muy reseñables y con un impacto considerable, destacando el Core Update enero 2020.

Veníamos de un final de año bastante convulso, y lo cierto es que no hemos arrancado el siguiente mucho más tranquilos. Ha habido cambios SEO en enero de 2020 muy reseñables con un impacto considerable.

Por una parte tenemos que comentar una actualización a nivel del núcleo del algoritmo de los conocidos como core updates, pero también ha habido movimiento en otros aspectos.

Oleadas de acciones manuales contra el spam en la construcción de enlaces, el final del marcado con data-vocabulary, la nueva situación de las cookies de cara a la seguridad e incluso el enésimo rediseño de las SERPs.

Vamos a intentar arrojar un poco de luz, ¿estáis preparados?

Core Update enero 2020

Este es el tema de mayor impacto y, al mismo tiempo, el más oscuro de todos. Cuando Google lanza updates concretos, como en su momento fueron Panda (contenido duplicado) o Penguin (esquemas de enlaces), es sencillo encontrar patrones que nos permitan intentar adecuarnos.

Con los cambios directos en el core del algoritmo es diferente. Se trata de alteraciones bastante transversales y es prácticamente imposible predecir exactamente a quién y cómo van a afectar, precisamente por la ausencia de patrones.

Cronología del update

Como suele ocurrir en el universo SEO, primero suele haber una inestabilidad en las búsquedas, incluso antes de tener una confirmación oficial por parte de Google (que muchas veces ni llega a producirse).

Los profesionales del SEO empezaron a detectar un movimiento inusual. En herramientas como Mozcast ya se aprecia desde el día 1 de enero.

Semrush Sensor registró un poco después el inicio del «baile», pero tampoco deja duda de que estaba ocurriendo algo importante.

El día 13 de enero llegó la confirmación oficial a través de su cuenta de Twitter oficial para estos casos. Básicamente, venían a decir que el día 13 de enero se había lanzado una actualización del core algorítmico y que tardaría unas dos semanas en estar plenamente desplegado.

¿Cómo me adapto a esta actualización SEO?

Como decíamos al principio, no existe un patrón ni Google aporta ninguna directriz adicional a seguir. En estos casos siempre recurren al mismo post de su blog oficial en agosto del año pasado.

En él, lo que vienen a decir es que si has sido impactado por un core update, no significa necesariamente que hayas hecho nada que incumpla las guidelines de Google. Dicen, literalmente, que no tiene por qué «haber nada mal» con tu página. Lo que ocurre es que modifican la forma de evaluar la autoridad reorganizando la forma en que se presenta el contenido en las páginas de resultados.

Con otras palabras: que actualizan los índices y tu página ha sido superada por el contenido de otra. En ningún caso se trata de una penalización manual ni algorítmica.

Ganadores y perdedores

Por mucho que sean habas contadas y no podamos hacer nada que no sea trabajar el contenido bastante más, lo cierto es que este tipo de actualizaciones siempre dejan a gente en la cuneta mientras que disparan a otros.

La herramienta Sistrix suele publicar su particular ranking de ganadores y perdedores tras cada update. Hay mucha variedad en cuanto a los dominios, sobre todo en los ganadores.

Entre los perdedores se da la circunstancia de ver una caída más o menos recurrente en algunas webs de temática relacionada con el motor que se unen a los damnificados habituales como son los sectores salud y finanzas. Siempre son estas temáticas sensibles, las denominadas YMYL (your money your life).

Sí cabe reseñar que estos ajustes cada vez son menos agresivos. Desde el primero ocurrido en agosto de 2018 que le dio la vuelta a las SERPs, las siguientes actualizaciones van depurando en la misma línea pero generando menos inestabilidad.

Oleada de acciones manuales por SPAM

Aunque hubo quien lo vinculó, no tiene mucho sentido relacionar el core update con las dos oleadas de penalizaciones manuales notificadas a numerosos responsables a través de Google Search Console.

Corrió con insistencia la noticia de poder estar ante la «persecución» de los enlaces generados a través de plataformas especializadas. Es cierto que algunos de los penalizados contaban con links procedentes de ellas, pero ni mucho menos nos faculta para dar por sentado que hay una relación directa ya que, la inmensa mayoría, contaba con otras prácticas de riesgo en la construcción de su perfil de enlaces.

Lo que se ha penalizado, en realidad, no es nada diferente a lo que se considera históricamente SPAM. Cosas como el anchoring o enlaces en los que se fuerza la palabra clave sobre la que se coloca el hipervínculo tratando de mejorar el ranking para esa keyword. También los enlaces descontextualizados desde páginas de temáticas ajenas a la de la propia web.

Si has recibido uno de estos temibles correos, la receta es la habitual. Toca tirar de herramientas como Ahrefs para revisar nuestro perfil de enlaces, identificar los potencialmente tóxicos y hacerlos desaparecer lo más rápido posible. Nada más (y nada menos).

Adios a data-vocabulary

Hemos hablado muchas veces de la importancia de los extractos enriquecidos a la hora de generar una mejor tasa de click y optar a determinadas visualizaciones. El marcado de datos supone una gran fórmula para aportar contexto y relación al código.

Esto se traduce en una serie de añadidos que mejoran visualmente la representación de los snippets y aportan valor al usuario.

Todo esto seguramente ya lo tuvieras en cuenta, pero te lo contamos porque ha venido un cambio bastante importante en las últimas semanas.

En octubre ya reseñábamos cambios en la forma de construir los snippets, pero a mediados de enero nos encontramos con una noticia oficial por parte de Google que supone la necesidad de muchas páginas de actualizarse. Desde este mes y de forma inmediata, aquellos sitios que utilizan data-vocabulary para marcar sus datos iban a dejar de ser elegidos por el buscador para construir los snippets.

Este diccionario nació con una vocación integradora, tratando de buscar un estándar que fuera de aplicación en todos los motores de búsqueda comerciales, aunque fuera impulsado originalmente por el propio Google.

El problema es que no se ha actualizado al ritmo que debería, por este motivo ya no se recomienda su uso.

¿Qué hago si mi página utiliza data-vocabulary?

Si tenemos nuestras páginas marcadas con data-vocabulary, dejarán de mostrar los formatos enriquecidos, pero esto no significa que vayan a sufrir ninguna penalización, simplemente registrarán un peor CTR.

Llegados a este punto, lo que recomienda el buscador es sustituir ese vocabulario por el que podríamos considerar nuevo estándar: el de schema.org.

Ponte en contacto con tu departamento técnico o tu proveedor externo para que lo actualicen sin más demora. Si tienes conocimientos de programación puedes ponerte manos a la obra tú mismo. Básicamente tienes que cambiar todos lo que hayas marcado previamente en data-vocabulary.

Sería algo así:

Cambios en la posición cero

Este es otro de esos pequeños detalles que puede suponer una pérdida de tráfico notable, medidas de Google que cambia de políticas con una facilidad absolutamente pasmosa.

La posición cero es, por si no lo sabes, aquel featured snippet que aparece antes de los resultados orgánicos y tiene un aspecto más atractivo.

Este fragmento destacado, hasta el momento, era un doble premio para una página. Con la posición cero obtenemos una posición privilegiada por encima de las SERPs orgánicas.

Aunque es probable que muchas intenciones de búsqueda se vean satisfechas con el texto y la imagen de este snippet, para muchos usuarios también es un «cebo» para profundizar en ese concepto principal.

Como decíamos era un doble premio porque, ademas de obtener la posición cero, entre los resultados top 10 que configuran la primera página de resultados, también se incluía de manera orgánica el resultado de esa web de la que se nutría el fragmento destacado.

Con esto conseguíamos ocupar dos posiciones para una misma búsqueda, multiplicando las posibilidades de recibir un click y desplazando a un competidor.

Pues esto ya no será así nunca más. De nuevo, a través de su cuenta oficial de Twitter comunicaban que cualquier site que genere un fragmento destacado dejará de duplicar su presencia en página 1 y enviará a la segunda su resultado orgánico (o la hará desaparecer del todo, que técnicamente es casi lo mismo).

Esto se anunció el pasado 23 de enero de 2020 y tuvo aplicación inmediata y del 100% para todos los resultados del mundo.

Si tenías la suerte de haber colocado algunos resultados en esta posición cero, seguramente veas una caída en el rendimiento de esas urls a partir de este mes.

Aquí no hay nada que podamos hacer tampoco. Es una decisión interna que no hay forma de revertir así que habrá que asumirlo.

Opción de eliminar URLs con Google Search Console

Ya sabemos que no paran de actualizar y completar Google Search Console. La verdad es que ya no solo es una herramienta imprescindible, ahora cada vez es más completa y más útil.

Gracias a esta nueva funcionalidad podremos eliminar temporalmente aquellas páginas y rutas que consideremos necesario en los resultados del buscador.

En realidad, la herramienta nos permite realizar tres tipos de acciones diferentes en función del objetivo estratégico que tengamos para hacerlo.

Retirada temporal

Seguro que más de una vez te has visto en la situación de tener unas cuantas URLs indexadas que, bien por error o bien por cambios que estás realizando, preferirías que no lo estuvieran.

Utilizando esta funcionalidad puedes indicarle al sistema que quieres que dejen de aparecer durante un periodo aproximado de 6 meses. Esto te da el margen suficiente para arreglarlo o tomar otro tipo de decisiones.

Menos drástico pero igualmente interesante es utilizar la opción de limpiar la caché de esas mismas páginas. En este caso no las desindexa, simplemente borra la caché hasta que vuelva a ser rastreada y pueda actualizarla.

Contenido desactualizado

En esta ocasión, más que poder solicitar la retirada de URLs que hayan quedado obsoletas en cuanto a contenido, lo que podemos hacer es monitorizar el estado de la acción.

Cuando un usuario, sea o no el propietario de una web determinada, encuentra un contenido desactualizado, cuenta con una herramienta específicamente diseñada para solicitar su retirada, es la llamada Remove Outdated Tool.

Accediendo a la pestaña correspondiente en Google Search Console obtendremos el estatus en que se encuentra esa solicitud.

Búsqueda segura

Esto no se aplica a todas las páginas, pero en determinados sites se puede dar la circunstancia de que los usuarios reporten determinadas urls por su tipología de contenido «no seguro». En este caso no hablamos de seguridad como tal, sino de contenido para adultos.

Desde esta pestaña podremos consultar qué páginas han sido etiquetadas como contenido para adultos e incluso pedir una reconsideración si entendemos que no incumple esas directrices.

No es nada revolucionario, pero sí nos permite una gestión más precisa de las diferentes casuísticas. Es fantástico que sigan planteándose mejoras en GSC porque facilitan la vida al SEO.

Cambios de diseño en las SERPs

También eligieron este mes de enero para hacer su enésima prueba de diseño en las páginas de resultados. El pretexto es unificar la experiencia y dar consistencia al mismo entre los usuarios de móvil y escritorio.

El día 24 de enero anunciaron que empezaban un test según el cual se eliminaban los favicons junto a los titles en todas las búsquedas y se situaban los breadcrumbs sobre los títulos. Quedaría algo similar a esto.

La verdad es que no ha sido nada bien recibido por la comunidad que lo que detecta es un intento de hacer que los anuncios de Google Ads queden más integrados con los orgánicos. Hay que reconocer que el aspecto es bastante confuso.

Al final es una de tantas pruebas de las que realizan, veremos si termina por consolidarse o no. Es difícil saberlo aún y el feedback no va a influir mucho en la toma de decisiones final.

Hasta aquí las novedades SEO para enero de 2020. Como ves, empezamos el año bastante fuerte. Seguiremos atentos a lo que se mueva en las oficinas de Google.

Escrito en SEO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *