Herramientas para hacer banners y anuncios sin ser un diseñador

Herramientas para hacer banners y anuncios sin ser un diseñador
2018-12-07 https://soy.es/blog/wp-content/uploads/2018/12/como-hacer-banners-anuncios-no-disenador.jpg Es increíble ver cómo Internet ha cambiado la forma de gestionar los negocios. La cultura del "hazlo tú mismo" ha calado muy fuerte entre los emprendedores y las pequeñas empresas que han descubierto que pueden gestionar una gran parte de sus necesidades utilizando recursos propios. En este post, concretamente, hablamos de herramientas para hacer banners y anuncios sin ser diseñador. Hacer Banners y anuncios para no diseñadores

Es increíble ver cómo Internet ha cambiado la forma de gestionar los negocios. La cultura del «hazlo tú mismo» ha calado muy fuerte entre los emprendedores y las pequeñas empresas que han descubierto que pueden gestionar una gran parte de sus necesidades utilizando recursos propios. En este post, concretamente, hablamos de herramientas para hacer banners y anuncios sin ser diseñador.

¿Por qué hacer tus propios diseños?

Es evidente cuáles son las ventajas de contratar a un diseñador profesional, una agencia o un estudio de diseño. Sabes que la calidad que hay detrás de sus trabajos siempre aporta un plus y son buenos trabajando con conceptos complejos y alineando diseño y mensaje.

Ok, esto está claro, pero también tenemos claros los inconvenientes y es que no suelen ser baratos si aspiramos a una calidad mínima. No todo es una cuestión de precio, por mucho peso que tenga, también influye el factor tiempo ya que, por lo general, trabajar con ellos requiere de un proceso en el que entran en juego briefings, reuniones, validaciones por ambas partes, rediseños… y esto hay veces que no es operativo.

Siempre puedes tener un recurso dentro de la estructura de tu empresa. En este caso necesitas tener un flujo de trabajo suficiente que justifique a nivel de rentabilidad tener un diseñador en plantilla. Ojalá pudiéramos tener un equipo profesional en cada área, pero la realidad dice que muchas veces tenemos que multiplicarnos para cubrir todas las necesidades de la empresa manteniendo la viabilidad.

Dicho todo esto hay que buscar soluciones que garanticen un buen nivel, que tengan una curva de aprendizaje razonable y que tengan las opciones suficientes. Afortunadamente hay mucho más de lo que te imaginas en el mercado.

Herramientas para hacer banners y anuncios sin ser diseñador.

Vamos directamente con los recursos que juzgamos mejores. Algunos son de pago, otros gratuitos y en muchos casos encontrarás versiones freemium, con lo que puedes utilizar la herramienta limitada en sus funciones y recursos. Aún en el último caso suelen ser suficientemente funcionales para cumplir con la tarea básica, pagar es una opción para subir el nivel y mejorar el resultado. Tú decides lo que quieres invertir.

#1 – Canva.

No hay mucha duda: por su calidad, cantidad de opciones y sencillez de interfaz Canva es uno de los mejores programas para hacer banners sin conocimientos de diseño.

Lo primero que te va a llamar la atención es el número de plantillas que hay disponibles desde el inicio. Puedes trabajar desde unas dimensiones personalizadas, claro, pero si tienes una necesidad concreta y no sabes qué medidas deberías utilizar, tienes un desplegable completísimo: membrete para cartas, posters, infografías y, por supuesto, banners para cualquier red social que te imagines en distintos tamaños y formas perfectamente adaptadas para que no tengas que darle demasiadas vueltas a ese aspecto.

Crear banners sin diseñar

Si eliges una de estas plantillas (muchas de las cuales son gratuitas) puedes empezar a trabajar sobre ella eliminando, modificando y agregando elementos solo con arrastrar y soltar.

Si prefieres crear desde cero, siempre tendrás un lienzo en blanco al que añadir bloques de texto, imágenes, enlaces, diagramas, fondos, gráficos… muchísimas opciones.

Se guardan las piezas que hayas ido creando en una galería desde la que puedes descargarlas cuando sea necesario. También puedes crear de manera conjunta con otras personas ya que se puede compartir estas galerías de manera que tienes, además, un repositorio al que pueden acudir todos los implicados en tareas de marketing.

Canva es una de las opciones freemium de las que hablábamos en la introducción. No hay que pagar ningún tipo de tarifa mensual. Su modelo de negocio se basa en la adquisición de recursos como plantillas, imágenes, tipografías y otros elementos que suelen tener un coste bastante asequible (desde 1 dólar).

#2 – Crello.

La verdad es que Crello es, prácticamente, un clon de Canva. Eso no es necesariamente una crítica ni un aspecto negativo porque es una réplica más que digna.

Al tener un interfaz tan similar (prácticamente idéntico) te va a resultar facilísimo interactuar con Crello si vienes de Canva. Esto es una gran ventaja en lo «mecánico» y, al mismo tiempo, te abre un abanico muy grande de nuevas opciones a nivel creativo e inspiracional. Todo se resume en tener más recursos a tu disposición.

En el tema del precio o el modelo de negocio también hay muchas similitudes. Podemos encontrar elementos de pago, micropago más bien porque no alcanzan el dólar. En el caso de Crello podemos encontrar también una versión llamada PRO que incluye Gifs, animaciones y videos en HD. Si quieres acceder a estas galerías tendrás que pagar unos 9€ mensuales. Importante recalcar esto porque si no se pasa por caja, los diseños pueden llevar una marca de agua bastante evidente y que no ofrece un aspecto demasiado profesional.

Crear banner con Crello

#3 – Desygner.

Las cartas sobre la mesa: Desygner se define a sí mismo como «el diseñador gráfico online para los no diseñadores». En cuanto a mecánica y modo de funcionamiento, está dentro del estándar que marcó Canva en su momento: un entorno drag and drop en el que los diferentes elementos se van soltando sobre el lienzo trabajando en diferentes capas apiladas.

Seguramente el mayor atractivo sobre sus competidores sea la enorme cantidad de recursos 100% libres de derechos.

Si quieres sacar todo el partido a la herramienta puedes optar por pasar a la versión Premium en la que tienes todas las opciones de la gratuita, más 10.000 plantillas adicionales y algunas funciones muy orientadas a los clientes corporativos como la utilización de tipografías propias. Cuesta algo menos de 7 dólares mensuales, con lo que el precio es bastante asequible, aún así hay opciones Premium que puedes desbloquear invitando a tres usuarios nuevos. Valóralo también porque puede ser una alternativa al pago.

Desygner diseñador de banners

#4 – Banner Snack.

Como su propio nombre indica, Banner Snack es una herramienta específica para la creación de Banners en Google Ads, Facebook Ads o cualquier otra plataforma. Todo lo visto hasta el momento y, aún siendo grandísimos recursos, tienen un propósito más general en cuanto a diseño ya que podemos hacer desde un póster o un tríptico al encabezado de un email o diseñar currículum vitae.

Banner Snack es una herramienta para hacer banners sin saber diseñar ni programar. Es importante hacer este matiz porque utilizándolo podrás hacerlos estáticos, dinámicos e incluso interactivos utilizando HTML, aunque no tengas ni idea de meter una línea de código.

Bannersnack creador de banners HTML 5 para diseñadores

Puede parecer que sobre el papel hablamos de una herramienta más complicada y, aunque es cierto que encierra una mayor complejidad, está bastante bien diseñada, con lo que puedes hacerte con ella de manera rápida. Funciones como el «animador mágico» que permite agregar efectos muy aparentes sin problema, eso sí: para usarla no basta con el plan básico y tocará hacer un upgrade.

El plan básico es gratuito pero, no nos engañemos, bastante limitado en cuanto a posibilidades y almacenamiento de recursos. Los planes individuales arrancan desde los 7 dólares al mes y escalan a 18 y 36 para el Pro y Plus respectivamente. Por su parte los planes para grupos suben hasta los 54 y 160 dólares mensuales.

#5 – Biteable.

Ya que entramos en formatos que no son estrictamente banners gráficos sin más, teníamos que hablar del vídeo. Todos sabemos que es cada vez más importante para la estrategia de cualquier empresa pero, claro, producirlo es caro y editarlo requiere de conocimientos avanzados… ¿o no?

Precisamente partiendo de la premisa de hacer el vídeo accesible para las empresas que no pueden o no quieren pagar a alguien por la edición surgió Biteable. Es fácil entender que ya no es imprescindible trabajar con cámaras de miles de euros para conseguir un resultado bastante interesante, incluso un teléfono de gama media puede utilizarse para grabar video en HD.

Gracias a Bitable puedes coger varios clips de vídeo de su galería gratuita o subir los tuyos propios, añadirle rótulos, algunos efectos y, por supuesto, una música o audio. De nuevo basta con arrastrar y soltar, no puede ser más sencillo. El resultado se puede exportar para hacer campañas en YouTube, Google Ads, Facebook o en nuestra propia web o Blog.

Bitable: haz anuncios en video sin ser diseñador

Existe un plan gratuito pero, en realidad, sirve poco más que como demo. Si quieres tener acceso a la herramienta de manera que realmente brille hay que elegir uno de los de pago. El coste del plan profesional está en torno a 23 dólares mensuales y, gracias a él, puedes descargar los videos, cuentas con almacenamiento ilimitado, puedes subir tu propio material y eliminar la marca de agua (entre otras cosas). Teniendo en cuenta lo que supone editar vídeos, el precio parece bastante razonable.

#6 – Adobe Spark.

Cualquiera que esté mínimamente informado de quién es el que marca los tempos en la edición sabe quién es Adobe. Los mismísimos creadores del popular Photoshop, pero también de herramientas como Illustrator para gráficos vectoriales o In Design orientado a maquetación editorial.

Dentro de su suite encontramos Spark que no es, estrictamente, un generador de banners como hemos visto hasta el momento. Realmente es mucho más profundo y complejo porque la idea es que funcione como un editor de contenido que puedas utilizar con cualquier propósito online, al tiempo que se trabaja sobre el branding de tu marca. Puedes hacer anuncios, presentaciones y, por supuesto, vídeos con un acabado muy profesional.

A nivel de interfaz es realmente bueno, se nota quién está detrás de la herramienta. No hace falta ser diseñador para crear con Adobe Spark, pero si tienes algunas nociones vas a conseguir unos resultados impactantes de verdad. El espacio de trabajo no es tan diferente de lo que hemos visto hasta el momento, pero las herramientas funcionan extraordinariamente bien (mención especial para la gestión de colores que le da a todo un acabado muy corporativo).

Adobe Spark Software de edición

Otro de los puntos más fuertes que se aprecian es el hecho de ser una aplicación que funciona sin problemas entre plataformas. Con esto quiero decir que, no solo puedes usar un teléfono o una tablet para realizar tus creaciones, además puedes trabajar en el escritorio y retomar el trabajo mientras viajas utilizando otro dispositivo.

Supongo que te estarás preguntando por el precio de esta joya, pues tengo buenas noticias ya que puedes utilizarlo de manera totalmente gratuita, aunque algo limitada. Si quieres eliminar el logo de Spark del video (que aparece como marca de agua), añadir tu propio contenido y, además, contar con asistencia personalizada, tu plan individual tienen un coste de 12,09€ al mes. La versión para equipos tiene un coste que es el doble, es decir: 24,19€ con asistencia 24/7, determinadas ventajas en la gestión administrativa y una mayor sencillez al tratar con licencias.

#7 – Las propias plataformas.

No son las mejores herramientas ni las más versátiles, pero cualquiera puede utilizar las herramientas de las plataformas publicitarias para crear sus propios diseños sin ser diseñador.

Los anuncios para la red de display de Google Ads se pueden montar con pocos clicks. Concretamente, los anuncios adaptables te solucionan muy bien la papeleta y te evitan tener que hacer muchas variaciones de una misma creatividad para adaptarte a todos los formatos posibles (puedes hacerlo así si lo prefieres, por cierto). Basta con que subas una imagen horizontal, otra vertical y los logos de tu empresa con el fondo transparente. Con eso y unos cuantos textos tienes cubierto un espectro muy amplio de ubicaciones.

En Facebook, en lugar de optar por este tipo de soluciones adaptables para múltiples formatos, han decidido complicar un poco más el asunto para conseguir un resultado más ajustado a cada uno de los formatos. No solo contamos con distintas tipologías de anuncios como los carruseles, los slide shows o los vídeos, ten en cuenta que también hay que adaptar tus creatividades a las distintas ubicaciones (no es lo mismo un formato cuadrado para el time line de Instagram que uno rectangular para Stories).

Insisto en que pueden no parecer gran cosa, comparadas con otras de las opciones que hemos comentado en este mismo post, pero no olvides que los primeros que quieren que el rendimiento de los anuncios sea el más elevado posible y la calidad destaque son las empresas que hay detrás de cada una de las plataformas.

¿Con cuál de estas herramientas para la creación de banners y anuncios te quedas? ¿cuál es tu elección?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *