Viene el 5G y también va a cambiar el marketing

Viene el 5G y también va a cambiar el marketing
2019-06-20 https://soy.es/blog/wp-content/uploads/2019/06/5G-marketing.jpg En realidad sería más preciso decir que ya está aquí porque el operador Vodafone ya está ofreciendo la red móvil de quinta generación a sus usuarios.

En realidad sería más preciso decir que ya está aquí porque el operador Vodafone ya está ofreciendo la red móvil de quinta generación a sus usuarios.

Esto podría parecer una noticia que tiene más que ver con la tecnología que con el marketing o los negocios, pero el cambio que vamos a vivir es tan drástico que le va a dar la vuelta a casi todo ¿Crees que exageramos? Pues entonces sigue leyendo para convencerte de que tenemos razón.

¿Qué es el 5G exactamente?

Como decimos, 5G viene de quinta generación e identifica a la red que vamos a utilizar en el corto plazo. Venimos de una evolución exponencial que se inició con la primera generación de telefonía móvil analógica -solo permitía llamar pero ya era un avance notable-.

Con la 2G se dio el salto a la red digital y muchos nuevos servicios como la llamada en espera, identificación de llamadas o los SMS o mensajes cortos de texto (muy útil como primera aproximación al marketing móvil).

A continuación se desplegó la 3G y supuso la conexión a Internet de alta velocidad, el comienzo de las aplicaciones móviles tal y como las conocemos, video streaming, etc. Y el usuario empieza a navegar asiduamente desde su terminal personal.

La 4G no es tan rupturista como su predecesora, pero su aumento de ancho de banda favoreció el consumo de contenido de vídeo en alta definición, llamadas de voz sobre IP o videollamadas solventes en cuanto a definición y fluidez se refiere.

Y ahora llega la conexión 5G y se gana en:

  • Velocidad: esto es de lo que todo el mundo habla, uno de los hechos diferenciales más notables porque puede llegar a multiplicar por 10 la capacidad de descarga de las actuales redes 4G LTE.
  • Latencia: se reduce de manera muy significativa el tiempo de respuesta. Esto es básico para abrir la puerta a dispositivos como los vehículos autónomos.
  • Cobertura y estabilidad: utiliza una nueva tecnología que permite, entre otras cosas, utilizar varias clases de redes. Esto supone que la cobertura será mucho mejor y se perderá menos la señal.

Un cambio para el usuario

Absolutamente todas las revoluciones que se han vivido han comportado cambios para el usuario de la tecnología. Entendiendo que los negocios no existirían sin las figuras del cliente y el usuario, se hace imprescindible adaptarnos a la nueva realidad.

La conexión móvil 5G va a hacer que la idea de estar siempre conectado sea más real que nunca. Ahora los usuarios van a tener la posibilidad de utilizar sus dispositivos de otro modo y en prácticamente cualquier momento.

En primer lugar, la frontera entre escritorio y móvil dejará de existir: el rendimiento será idéntico. Aún así, sigue estando aún el condicionante de la dimensión de la pantalla, pero poco más.

Gracias a esta tecnología, el Internet de las cosas (IoT) va a implantarse de manera estándar en el mercado. Cada vez habrá más dispositivos conectados y asistentes virtuales tanto domésticos como profesionales. La interacción online se desvincula del teléfono y el ordenador gracias a un ecosistema mucho más rico.

Otras tecnologías que aún no despegaban por la cantidad de ancho de banda y datos que deben mover, van a recibir un empujón muy claro. La realidad virtual y la inventada tienen ahora la puerta abierta de par en par. Las posibilidades de estos nuevos interfaces son impresionantes.

Un cambio aún mayor para los negocios

Contar con una tecnología y una conectividad tan avanzadas, también va a cambiar la forma en la que los negocios van a poder exprimir sus posibilidades. Esto va a ocurrir a muchos niveles y merece la pena reflexionar sobre ello.

El 5G y la productividad

La mayoría de las empresas ya han abrazado la llamada transformación digital y, si no lo han hecho, es una prioridad a corto plazo.

¿Qué entendemos por transformación digital? Pues ni más ni menos que utilizar la tecnología para hacer nuestro negocio más productivo, rentable y eficiente. Es una filosofía que cambia todos los procedimientos de la empresa, desde la producción al servicio post-venta, pasando por la logística.

¿Qué va a cambiar el 5G a efectos de productividad? Pues potencialmente todo. Ya hemos dicho que uno de los principales beneficiados en esta generación de conectividad es el Internet de las cosas, objetos conectados que pueden funcionar de manera autónoma recogiendo datos y ejecutando acciones.

Estamos ante un momento en el que empezaremos a tener almacenes inteligentes. Por citar algunas de las ventajas que supondrá, te dejamos con las siguientes:

  • Control de inventario en tiempo real y conectado con CRM.
  • Monitorización de procesos para detectar errores.
  • Restockaje automático en base a inventario actual.
  • Control de discrepancias (por ejemplo de peso) para identificar problemas.
  • Gestión del picking y preparación de cargas en función de rutas y pedidos a entregar de una forma más eficiente, incluso controlando condiciones atmosféricas o tráfico.
  • Podemos utilizar palés inteligentes que nos digan exactamente dónde se encuentran y qué productos contienen, de este modo se agiliza en gran medida la gestión.

Todo esto parece casi ciencia ficción, pero lo cierto es que ya se está utilizando. La diferencia es que con 5G la tecnología será más potente y más eficiente gracias al bajo consumo de los chips. Sus baterías ofrecerán una autonomía que puede estimarse en 10 años (obviamente hablamos de IoT, no de móviles como tal).

Las oficinas también serán inteligentes de verdad, gracias a la domótica gestionarán de manera independiente las necesidades energéticas controlando variables como la cantidad de trabajadores que se encuentren en las instalaciones o el clima del exterior.

Gracias a la realidad aumentada y la realidad virtual, los trabajadores podrán evitar desplazamientos innecesarios para acudir a reuniones o recibir formación en determinadas tareas. Esto supone un ahorro enorme en transporte, pero también en horas perdidas entre trayectos.

La logística

Con los almacenes alcanzando estos niveles de automatización, es el momento de poner la mirada en otra de las grandes revoluciones del Internet de las cosas y la quinta generación de redes. Los vehículos autónomos, en virtud de esa baja latencia, serán más eficientes, tendrán una mejor respuesta y, por lo tanto, resultarán más seguros.

Tener una flota de camiones autónomos nos permitiría poner en circulación la mercancía desde nuestro almacén hasta el centro logístico correspondiente o el cliente final sin depender de las limitaciones de los conductores. Esto no va a acabar con su trabajo porque deberán viajar por cuestiones de seguridad y porque es necesario que gestionen entregas y recepciones de productos (al menos mientras evoluciona aún más la tecnología).

El camión autónomo será más eficiente en la conducción, lo que supone un menor gasto en combustible, no cometerá infracciones de tráfico ni imprudencias y permitirá al personal que viaje en él ir descansado. No deja de ser una optimización de los recursos humanos también.

El eCommerce y el 5G

El comercio online también va a sentir el cambio que propone la nueva tecnología. Va a ser en muchos aspectos, pero probablemente uno de los más significativos sea la consolidación de una tendencia que vamos contemplando desde la actual cuarta generación: el aumento del tráfico móvil.

En realidad, teniendo en cuenta que la nueva tecnología ofrece velocidades tan altas y es tan eficiente, la diferenciación entre tráfico móvil y de escritorio prácticamente deja de tener sentido. Ahora mismo uno de los factores SEO relevantes es la velocidad de carga, y más desde dispositivos móviles, pero con 5G podremos utilizar imágenes de alta resolución, vídeos embebidos HD y otro tipo de recursos.

Las «otras realidades» como la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada, prometen romper las reglas del juego. Llevan años evolucionando, potenciándose… pero no acaban de romper a la espera de conseguir un parque de dispositivos suficientes capaces de ejecutar estas aplicaciones.

Con la llegada del 5G es probable que hardware tan prometedor como las famosas y fracasadas Google Glasses empiece a volver a aparecer en el mercado que ahora está mucho más maduro y técnicamente preparado para acoger gafas de realidad virtual y aumentada (de hecho, en el sector del videojuego ya se están vendiendo dispositivos como Playstation VR).

El hecho de poder hacer visitas virtuales e inmersivas a comercios es realmente potente. Imagina poder caminar por el interior de Macy’s en pleno Nueva York, atravesar un BIC Camera como si estuvieras en Tokio o las parisinas Galerías Lafayette. Por supuesto también puedes comprar en un espacio creado por ti con la apariencia que quieras y los servicios que imagines.

Todo esto con solo ponerse unas gafas o utilizar un teléfono móvil para caminar virtualmente entre los distintos stands, observar los distintos productos y por supuesto comprarlos, tal y como harías en un retail físico pero con la ventaja de no tener que estar rodeado de gente en plenas rebajas, aparcar en el centro, atascos, etc.

Cuando llegue el momento de probarse la ropa, los complementos o el maquillaje, la Realidad Aumentada brillará con luz propia. Al añadir una capa con imágenes de síntesis que se superpone a la realidad, estamos en condiciones de tener un probador virtual en nuestro bolsillo. Desde las primeras aplicaciones como la que diseñó en su momento la marca de gafas de sol Ray-Ban y que utilizaba la webcam de nuestro ordenador para permitirnos probar los distintos modelos, a lo que que viene ahora con los teléfonos de última generación hay un abismo de posibilidades.

El mercado lo sabe y recientemente hemos visto movimientos muy interesantes en ese sentido como el acuerdo que ha alcanzado la marca de cosméticos L’oreal con Amazon para incorporar su tecnología Virtual Makeup dentro de la plataforma.

Desde luego que es toda una declaración de intenciones y veremos cómo muchos otros comercios online de diferentes tamaños se van sumando a una tendencia que se consolidará en esta generación de redes.

Esto no solo es impresionante y fascina al cliente por su estética, también tendrá un impacto directo en la conversión, ya que despeja muchas dudas que puedan surgir antes de cerrar la compra. También se notará en una reducción de las devoluciones ya que la percepción del producto es mucho más aproximada a la que te ofrecerá en realidad. Todo lo que se ahorre en logística inversa ya es suficiente para amortizar la inversión en esta nueva tecnología.

Todos los cambios de los que hablábamos en cuanto a productividad de la empresa también tendrán un impacto en el comercio electrónico, tal vez más transparente para el cliente y menos espectacular que la realidad virtual, pero operativamente muy interesantes. Un buen ejemplo es la trazabilidad porque podemos ofrecer datos muy precisos de cada envío al cliente (trackearemos el GPS del paquete en lugar del del vehículo), incluso del origen del producto. Viviremos un momento en el que opciones como el smart packaging se harán muy populares y solo con escanear la caja del pedido podremos saber lo que hay en su interior sin necesidad de abrirlo.

El impacto en el retail

En este mismo blog hemos publicado un completo artículo hablando del Smart Retail y de qué manera las tiendas físicas van a abrazar la transformación digital cambiando por completo la experiencia del cliente y ofreciendo muchísimas nuevas posibilidades de gestión a los negocios.

Desde el punto de vista del cliente se encontrará con toda una suerte de posibilidades de aumentar la interacción con el producto solo usando su móvil, ver videos de uso o tutoriales solo con observar la etiqueta a través de su pantalla, utilizar probadores virtuales también en el interior de las tiendas que, no solo agilizan uno de los trámites más pesados para muchos usuarios como es el de probarse la ropa, sino también ejercen recomendaciones como complementos o prendas relacionadas fomentando la venta cruzada.

Si el usuario utiliza y vincula su dispositivo móvil con la tienda, podrá recibir información y promociones al acercarse a un lineal determinado, aplicar automáticamente sus puntos en programas de fidelización e incluso pagar sin pasar por caja como en la revolucionaria tienda sin cajas conocida como Amazon Go.

Desde el punto de vista del comercio, seremos más eficientes tanto en la gestión de inventarios como de la propia tienda obteniendo informes en tiempo real de cómo está funcionando todo, incluso aunque no estemos físicamente en el negocio. Podremos decidir cómo optimizar nuestro personal, ver qué secciones necesitan reforzarse, o hacer un seguimiento de cómo se comporta el público de la tienda mediante mapas de calor.

Todo esto que suena casi futurista, es una realidad que ya está aquí gracias al 5G. Desde luego que todo está por explotar y, ahora, es más fácil que nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *